Yoguistas

Meditación Para Alcanzar la Paz Interior

¡Hola Yoguista! Usualmente el estilo de vida en la ciudad nos hace estar ajetreados, en movimiento y ocupados la mayoría del tiempo. Meditar es una opción que puedes hacer para aquietar el ruido, el ajetreo mental y encontrar un poco de calma para pensar con más claridad o incluso para descansar mejor tras un largo día.

Hoy te quiero compartir un ejercicio de meditación que puedes realizar por tu cuenta, cada que necesites un poco de silencio y calma, para descansar o incluso conectarte a tu paz interior. Usualmente el tiempo mínimo que se aconseja para una meditación son 10 o 15 minutos.

Para meditar, no necesitas mucho, sólo un lugar donde te puedas sentar cómodamente y preferiblemente que no haya tanto ruido.

Mi Querido Yoguista, descubre esta meditación para aumentar la sensación de calma y paz interior.

Meditación Para Conectar Con El Silencio Y La Paz Interior

Meditar aparentemente parece algo muy sencillo, estar inmóvil y en silencio, pero en verdad sus beneficios son muy grandes en nuestro estado mental y emocional. El gran objetivo de la meditación es hacer que nuestra mente vacíe la gran cantidad de pensamientos del día para que en algún momento podamos conectar con un silencio.

Lo que yo te comparta en este artículo, es realmente desde mi propia experiencia, pero notarás que es diferente para cada persona, pues “cada cabeza es un mundo”. Lo más importante que puedo decir, es que debes evitar cualquier juicio negativo hacia ti mismo, pues el sentido de todo es encontrar armonía y una conexión con nosotros mismos que venga desde la aceptación y el amor propio.

Al principio puede parecerte difícil lo que te digo, habrá días buenos y otros no tan buenos, pero si eres constante, te aseguro que tendrás muy buenos resultados tanto en tu estado mental como en tus emociones. Para hacer esta práctica puedes hacerla en cualquier momento o lugar, pero lo ideal sería seguir las siguientes sugerencias:

Consejos para iniciar la meditación:

º Procura usar ropa cómoda, de cualquier color pero si es posible, evita el negro.

º Si es posible, procura comer al menos 30 minutos o 1 hora antes de meditar (o puedes hacerlo después del ejercicio)

º Busca un espacio donde te puedas sentar cómodamente en el suelo, sin apoyar la espalda en ningún lado. El sentido de esto, es que la posición de tu espalda te ayuda a estar consciente, si realmente estas presente en la meditación o si te estás perdiendo en tus pensamientos.

º Siéntate en la posición que te sea más cómoda, bien puede ser con las piernas cruzadas, en posición de medio loto, de loto o incluso sentado sobre los tobillos a modo japonés. Para tener más permanencia y comodidad puedes ayudarte con cojines o incluso existen banquitos de meditación.

º Intenta que el lugar donde medites tenga muy poco ruido, mientras más silencioso mejor.

º No medites en completa oscuridad, siempre puedes colocar frente a ti una pequeña lamparita o velita para tener algo de luz, en caso de que medites en una pequeña habitación.

Pasos para hacer la meditación:

  1. Siéntate en una posición completamente cómoda para ti y siente tu respiración (inhalando y exhalando por la nariz)
  2. Realiza todos los movimientos o estiramientos que necesites hacer antes de comienza, bien sea mover el cuello, la espalda o lo que necesites.
  3. Una vez finalizado todos lo movimientos, colócate en la posición cómoda y puedes hacer un mudra con las manos o dejarlas apoyadas sobre las rodillas.
  4. Céntrate en sentir tu respiración, sintiendo como entra y como sale el aire de tu cuerpo, procurando que tanto inhalación como exhalación sea natural y fluido.
  5. Mantén tus ojos entrecerrados, manteniendo tu mirada baja. El sentido de esto es estar presente en el ejercicio, evitando cerrar los ojos para no dormirnos.
  6. Procura no pensar nada y dejar que tus pensamientos fluyan libremente, como si vieras una película. Si te enganchas en un pensamiento, es decir, en una escena, ¡te perderás toda la película!
  7. Deja que tus pensamientos fluyan hasta que en algún momento sientas que van disminuyendo en velocidad y llegues a sentir un pequeño instante de silencio.
  8. ¡Disfruta ese instante de paz y serenidad al máximo!

Para finalizar la meditación parpadea suavemente, es muy probable que mientras estés comenzando sientas que se te duermen las piernas, lo cual es completamente normal. Busca salir de la posición suavemente y descansar unos instantes hasta normalizarte y ya poder culminar el ejercicio.

Este ejercicio puedes realizarlo a cualquier hora y en cualquier momento que desees, mientras más constante seas en el, mejor serán los resultados ¡Atrévete a hacer la prueba! Tan sólo 10 o 15 minutos al día.

Mi Querido Yoguista, deseo que esta información sea para tu mayor bienestar.

Quien te acompaña, tu servidora A.S.- 

¡Visítanos en nuestro canal de YouTube y no te pierdas esta maravillosa información! 

Add comment

Most popular

Most discussed